Cuarteto en Avellaneda

Racing goleó a Temperley por 4 a 1 con los tantos de Enrique Triverio, Matías Zaracho, Sergio Vittor y Andrés Ibarugen, mientras que el descuento por parte del Gasolero lo hizo Ramiro Costa. A continuación VAVEL te cuenta un breve análisis del encuentro.

Cuarteto en Avellaneda
Foto: @RivasGonzaloOk

Por la segunda fecha de la Superliga, Racing reaccionó luego del duro golpe que recibió en al quedarse afuera de la Copa Argentina al ser goleado por 4 a 2 ante Olimpo de Bahía Blanca y recuperó su energía para plasmarlo en el Cilindro de Avellaneda donde triunfó de manera contundente ante Temperley por 4 a 1 con los tantos de Enrique Triverio, Matías Zaracho, Sergio Vittor y Andrés Ibarugen. La anotación de la visita fue obra de Ramiro Costa. Pero, ¿Qué sucedió en el encuentro para llegar a tal resultado?

Antes que nada, durante la primera parte, el cotejo se planteó muy cerrado por parte de ambos conjuntos por eso tuvo llegadas tanto el local como la visita. Se convirtió en un partido de ida y vuelta con tapadas tanto de Juan Musso como de Josué Díaz Ayala. Pero la diferencia estuvo en el desborde de La Academia tanto por derecha como por izquierda con Alexis Soto y Augusto Solari que gracias a este juego se fue acercando al área rival. A pesar que Marcos Figueroa trató de hacer lo mismo por el lado Celeste y por ello fue tan parejo. Ya sobre el final de la primera parte, los jugadores de Temperley comenzaron a atacar y de contra luego de un gran saque de Musso, Triverio superó a la defensa rival que estaba mal parada y anotó el 1 a 0.

Racing arrancó el complemento con mucha tranquilidad, con un Gasolero que se había quedado sin fuerzas y un Lisandro López que a pesar que no convirtió fue una de las figuras del encuentro por ordenar a todo el equipo y así fue como comenzó la lluvia de goles. A los 19' minutos, luego de una gran jugada colectiva Zaracho marcó el 2 a 0. Minutos después el local liquidaba la historia con un gran tiro libre de Vittor para estampar el 3 a 0. Temperley llegó al descuento con un gran cabezazo de Costa pero esa mínima esperanza que tuvo sobre el final fue opacada por el tanto de Ibarguen para sellar el 4 a 1 definitivo. Primera victoria en la Superliga para encarar lo que viene de la mejor forma.