Abultada derrota en la altura

River Plate perdió ante Jorge Wilstermann por 3 a 0, en Bolivia. El abultado resultado a favor del local no marcó el desarrollo del juego, pero si la efectividad de cada uno de los equipos. La próxima semana será la vuelta en el Estadio Monumental y el equipo de Marcelo Gallardo tiene una tarea casi épica por delante si quiere acceder a las semifinales de Copa Libertadores.

Abultada derrota en la altura
River Plate, a excepción de Gonzalo Martínez, no jugó un buen partido y sufrió una dura derrota en Bolivia. FOTO: Los Andes.

Se sabe que la altura es difícil, se sabe que tenes que rendir el doble. River, a pesar de los intentos, no pudo con Jorge Wilstermann y cayó por 3 a 0 en la ida de los cuartos de final de Copa Libertadores. El equipo del Muñeco no fue superado en juego e incluso dominó el encuentro casi en su totalidad, la diferencia si estuvo en clara en la efectividad de los delanteros. El equipo boliviano aprovechó cada oportunidad, los delanteros de River erraron goles imposibles. La próxima semana será la vuelta en el Estadio Monumental.

Casi desde el vestuario, Jorge Wilstermann se ponía en ventaja a los 4 minutos con gol de Zenteno, que definía de volea un centro proveniente de un córner. La pelota parada fue el peor enemigo de River durante el encuentro. Luego del gol, el equipo boliviano controló el balón durante los primeros minutos. El equipo de Gallardo supo reponerse, pero, a pesar de las buenas actuaciones de Enzo Pérez y Gonzalo Martínez, la ventaja de un gol de los bolivianos se mantendría hasta el cierre del primer tiempo. El conjunto argentino tuvo chances de empatar el encuentro, pero una vez más, le jugó en contra la falta de gol.

Ya en el complemento, River salía decidió a empatar, pero el conjunto boliviano amplió la ventaja a los 5 minutos, con gol de cabeza de Gilber Álvarez. El esquema se repetía. El Millo era dominante, pero sin efectividad en los últimos metros, errando goles imposibles, como Ignacio Scocco abajo del arco, y los remates de afuera tapados por el guardameta local.

Casi sobre el final, con River tirado al ataque, Machado aprovecharía un contrataque del conjunto local y con un potente remate desde afuera del área vencía a Germán Lux y ponía el 3 a 0 definitivo para el conjunto boliviano, que cerró una gran ventaja que lo tranquiliza en vistas de lo que será la vuelta la próxima semana, en el Estadio Monumental de Núñez. Será hazaña o no será nada.