El rugido del Tigre

Con dos goles de Maximiliano Romero, Vélez Sarsfield venció por 2-0 a Atlético Tucumán y suma su tercera victoria seguida en este semestre. En la noche del viernes, el Fortín se encuentra como líder del torneo, con Romero como goleador y con la valla invicta hasta el momento.

El rugido del Tigre
Romero lleva cuatro goles en dos partidos en este torneo | Foto: Diario de Cuyo

En la noche del viernes, Vélez Sarsfield continúa por el buen camino y sigue ganando en este semestre. Tras las victorias ante Tigre y Aldosivi, el Fortín venció por 2-0 a Atlético Tucumán en el estadio José Amalfitani. Con estos tres puntos conseguidos, el equipo de Omar De Felippe trepa a la cima con su segunda victoria al hilo en la Superliga.

El conjunto de Liniers realizó su estreno en el campeonato como local ante un conjunto tucumano que en esta ocasión tiene la mente puesta en el partido por Copa Sudamericana ante Independiente.

En el comienzo del partido, el local intentó hacerse dueño de la pelota pero no llegó a hacerlo en su totalidad. El equipo de Ricardo Zielinski también intentó hacer lo suyo mediante varias llegadas al arco de Alan Aguerre que supo cuidar el cero en el marcador, una de las más claras fue mediante un cabezazo del Pulga Rodríguez.

Luego, Vélez empezaba a avisar en el arco rival y uno de los goles pudo llegar antes con alguna jugada en posición adelantada. Sin embargo antes de finalizar la primera etapa, Maximiliano Romero modificó el marcador en el Amalfitani y anotó el 1-0 parcial tras un pase desde la banda derecha ejecutado por Federico Andrada. El Tigre definió frente al arco y volvió a aportar su gran cuota goleadora en este comienzo de torneo.

En la segunda parte, el Fortín mejoró su nivel y lo realizó en gran amplitud con la expulsión de Nahuel Zárate a los 15 minutos. La superioridad permitió que diez minutos más tarde, el delantero de 18 años estire la diferencia en el marcador y sentenciara el partido.

Tras un centro de Fabián Cubero, Romero cabeceó cerca del punto de penal y la pelota se estrelló en el palo. Luego del rebote, el delantero empujó la pelota para anotar su cuarto gol en dos fechas y convertirse en el goleador de la Superliga. Tres puntos que le dan más alivio al equipo de Omar De Felippe y que comienza a engrosar de a poco su coeficiente en la tabla de los promedios.

Pensando en lo que viene, el Fortín deberá enfrentarse en la próxima fecha ante Talleres de Córdoba el domingo a las 11 de la mañana en el Mario Alberto Kempes mientras que el Decano recibirá en el José Fierro a Chacarita a partir de las 14.