Entre los 16

Con gol de Federico Andrada, Vélez Sarsfield venció a Aldosivi por la mínima en el estadio de Arsenal y ya se encuentra en los octavos de final de la Copa Argentina donde enfrentará a Huracán.

Entre los 16
Andrada lleva dos goles en dos partidos con el Fortín | Foto: Clarín

Luego de la victoria ante Tigre en el debut por la Superliga, Vélez Sarsfield volvió a ganar, esta vez fue ante Aldosivi por los 16avos de final de la Copa Argentina. Con gol de Federico Andrada, el Fortín consiguió el boleto para la próxima instancia de este certamen nacional.

En el comienzo del partido, la dinámica del partido se hizo de ida y vuelta llegando a las dos áreas. Aldosivi jugando de igual a igual a pesar de haber descendido de categoría y Vélez que empezó de menor a mayor en el arranque. Los dos equipos mostraron sus acciones en la zona ofensiva pero los errores propios dejaron que el marcador no se modifique.

La primera jugada y una de las más claras estuvo del lado de Vélez con Jonatan Cristaldo como el protagonista. Tras una jugada de varios toques, el Churry tenía que resolver frente al arco pero todo se diluyó con una mala resolución frente al arco de Sebastián Moyano.

El Fortín jugará los octavos de final ante Huracán.

Vélez continuó empujando hacia el arco rival aunque le haya costado más de lo normal en el circuito de juego. Luego, Gastón Díaz tuvo una situación similar a la que tuvo Cristaldo y la definición fue parecida aunque el remate del ex Racing derivó en las manos del arquero del Tiburón.

Por el lado del equipo marplatense las chances llegaron en los pies de Esteban Orfano, uno de los jugadores fundamentales en el Tiburón en la primera parte, quien remató de media distancia y la pelota pasó muy cerca del arco velezano. Sobre el final del primer tiempo, Cristaldo volvió a tener dos chances seguidas pero en las que volvió a fallar en la definición.

En el complemento, la vorágine y los errores en la definición volvieron a estar con los remates de Medina y Desábato en los primeros diez minutos.

Con el correr de los minutos, el Fortín empezó a decaer en su juego al igual que la dinámica del partido. Esto derivó a que el Tiburón llegara en reiteradas ocasiones y que César Rigamonti, tuviera una gran labor en su debut.

El partido no se modificaba y todo indicaba que la definición por penales estaba al caer hasta que llegó el gol de Federico Andrada, quien marcó el único gol del partido. La jugada comenzó con un pelotazo hacia la zona ofensiva y que Maximiliano Romero tuvo que luchar para dejarle la pelota frente al arco al ex Quilmes.

Buena victoria para los dirigidos por Omar De Felippe que tuvieron su segunda victoria en este semestre. Con el pase a los octavos de final, el Fortín ya empezará a pensar en Atlético Tucumán, próximo rival en la segunda fecha de la Superliga.