Balance de pretemporada

El Matador de Ricardo Caruso Lombardi se preparó con todo en este receso de invierno: 18 refuerzos, varios amistosos y la ilusión de no repetir lo del torneo pasado.

Balance de pretemporada
Stracqualursi, con la 22, es uno de los refuerzos que rompió el mercado (Foto: Tigre Oficial).

Cada vez falta menos para el debut de Tigre en la Superliga. Este viernes, desde las 19.05, en el José Dellagiovanna se abrirá el telón del renovado campeonato de Primera División, con 28 equipos, anual y con televisación paga. El Matador recibirá a Vélez Sarsfield, mismo rival con el que debutó en el Inicial 2013, Final 2014 y Transición 2014.

En Victoria hubo muchísimo movimiento en cuanto al mercado de pases. Se fueron varios pilares, entre los que se destacan Diego Morales (Colón), Diego Sosa (Unión Española, Chile), Alexis Castro (San Lorenzo), Mariano Echeverría (Ferro) y Sebastián Rincón (Vitoria Guimaraes, Portugal), y varios de los futbolistas que no rindieron en la temporada pasada. Ricardo Caruso Lombardi decidió conservar a un grupo reducido del torneo anterior y reforzar al plantel en todas sus líneas, para disponer de recambio suficiente. Muchos de los llegados son apuestas, que vienen del ascenso a buscar un despegue en Tigre; otros son más experimentados y llegan con gran expectativa para demostrar que están a la altura. También hubo regresos de estandartes que ya triunfaron con la camiseta blaugrana y volvieron por más laureles en Victoria.

También hay que sumar al arquero Maxi Díaz y Rodrigo Chao, que disputaron varios partidos de pretemporada. Los que firmarán contrato son Esteban Giambuzzi y Facundo López.

En total, sin contar a los jugadores a prueba que jugaron amistosos pero aún no firmaron contrato, son 18 las caras nuevas para la Superliga. Sí, dieciocho jugadores nuevos, prácticamente un plantel entero. Los refuerzos son el arquero Julio Chiarini (Sarmiento); los defensores centrales Carlos Rodríguez (Olimpo), Alexis Niz (Sarmiento), Manuel González (Pacífico de General Alvear) y Gastón Bojanich (Temperley), los laterales Mathías Abero (Atlético Rafaela) y Maximiliano Caire (Vélez); los volantes Daniel Imperiale (Gimnasia La Plata), Hamilton Pereira (Sarmiento), Jacobo Mansilla (Newell's), Ezequiel Rodríguez (Atlanta), Rodrigo Depetris (Sarmiento), Javier Iritier (Estudiantes de La Plata); el enganche creativo Matías Pérez García (Orlando City, EE.UU); los delanteros Ivo Hongn (Pacífico de General Alvear), Denis Stracqualursi (Santa Fe, Colombia) y Lucas Passerini (Estudiantes de Caseros). El último en llegar será el mediocampista Maximiliano Contreras, defensor de 22 años que viene de jugar en Godoy Cruz, en la B Metropolitana, que en las próximas horas estampará su vínculo contractual.

Sin dudas, hay material para trabajar. Hay jugadores que no son tan conocidos y que vienen de categorías inferiores, pero que Caruso observó y les tiene fe, caso Hongn (que viene del Federal B aunque con un paso por Talleres de Córdoba) y Passerini (quien usará la 9 y se destacó en el Pincha de Caseros). Asimismo, en el torneo pasado Rodríguez fue figura en Olimpo, al igual que Bojanich en Temperley, y ambos pueden formar una zaga central realmente fuerte, y Caire viene de Vélez, que remontó en la recta final del Torneo de la Independencia. En el arco, Chiarini será titular, con el respaldo de su gran experiencia y un pasado reciente en River Plate.  En el mediocampo sumarán por los costados Mansilla y Depetris. Y ni hablar de dos regresos fantásticos para el hincha matador: la vuelta de Pérez García, que se destacó tres temporadas en la MLS, y de Stracqualursi, quien se cansó de hacer goles en la temporada 2010/11 y formará una dupla letal con el Chino Luna.

La base del año pasado que el DT conservó se compone de Erik Godoy (con chances de irse a Belgrano), Juan Carlos Blengio, Martín Galmarini, Agustín Cardozo, Lucas Menossi y Luna, más el juvenil Ramón Miérez. Una columna vertebral compuesta entre referentes y los chicos de la cantera que demostraron que pueden pelear por un lugar. La competencia estará a la orden del día.

En cuanto al rodaje futbolístico, Tigre disputó amistosos sólo en dos lugares: Hindú Club, donde realizó la pretemporada, y en el Coliseo de Victoria. Jugaron con rivales desde Primera D a la máxima categoría, pasando por Claypole, Talleres de Remedios de Escalada, Cañuelas, El Porvenir, Deportivo Morón, Sud América (Uruguay), Defensa y Justicia y Acassuso. En la mayoría de los casos, fueron dos partidos para que sumen rodajes todos los jugadores del plantel, con resultados positivos. No hubo viajes (como sí habrá en la Superliga, donde Tigre literalmente se recorrerá todo el país) y Caruso Lombardi se mostró satisfecho por le mercado de pases y por lo que observó en cada entrenamiento y partido. Sólo resta esperar al debut oficial para empezar a ver para qué está este renovado Tigre.


Más noticias sobre