Ramiro Costa: "Quiero darle tranquilidad al hincha con mis goles"

En VAVEL Temperley, tuvimos la oportunidad de tener una entrevista exclusiva con el tercer refuerzo en la delantera de Gustavo Álvarez. El rosarino, proveniente de Atlético Rafaela, habló sobre sus rasgos físicos y sus metas en el club.

Ramiro Costa: "Quiero darle tranquilidad al hincha con mis goles"
Ramiro Costa en su pasado por Chile. Foto: VAVEL

Ramiro Costa, rosarino de 24 años, llegado de Atlético Rafaela, es el tercer delantero que suma el actual mercado de pases de Gustavo Álvarez. El 9 ex Universidad Católica de Chile, le contó en el día de ayer a Tomás Andrietti, redactor del equipo VAVEL, algunos de sus rasgos futbolísticos y sus objetivos a nivel institución y a nivel personal.

- ¿Cómo te definís como jugador? 

- Como jugador trato de ayudar siempre al equipo. La mayoría de las veces hago el “trabajo sucio” peleando pelotas divididas, disputando los pelotazos y ganando de cabeza. Siempre entrego todo en la cancha, no dejo de correr y doy el máximo. Siempre espero el gol, vivo de él, y si no lo tengo se me hace complicado jugar.
Tengo que ser más egoísta, la gente acostumbra a ver a un delantero con mucho egoísmo a la hora del gol, yo soy más de jugar en equipo.

- ¿Cuál es tu máximo referente en tu posición? 

- Siempre miré y traté de seguir a Zlatan Ibrahimovic. Me identifico con su altura y velocidad. Es un jugador que te sorprende siempre que tiene la pelota, no sabes con que va a salir.

- ¿Cuáles son las expectativas a nivel institucional y personal que tenes para este torneo?

- En lo personal tenía ganas de seguir jugando en el fútbol argentino. Sé que Temperley está en un momento complicado y vengo a aportar mi granito de arena. Quiero sumar minutos y darle tranquilidad al hincha con mis goles. Y en lo institucional la idea es sumar todos los puntos posibles para salir de la zona de descenso.

- ¿Cómo fue tu primer entrenamiento con el equipo?

- Los chicos se portaron de 10. Marcos Figueroa y Bogino me ayudaron a integrarme lo más rápido posible con mis demás compañeros. A Marcos y a Ignacio los conocía desde antes, compartí equipo en Central.