Panorama Complicado

La Selección empató con Venezuela uno a uno, hoy por hoy peligra su chance de clasificar al próximo mundial. Sigue en zona de repechaje donde espera Nueva Zelanda rival.

Panorama Complicado
La cara de los jugadores nacional dicen todo. Foto:Olé

Luego del empate agridulce frente a Uruguay fue una mezcla de sensaciones, algunos decían el punto ante los uruguayos era valioso porque todas las fichas estaban puesta en el compromiso de local. En las horas previas al encuentro del martes, se habían dado todos los resultados a pedir de Argentina debido a la derrota de Chile ante Bolivia y el empate de Colombia frente a Brasil, solamente la escuadra nacional dependían de sí mismo para dejar el quinto puesto de la tabla de posiciones.

El partido comenzó con toda con las luces y la espera del conjunto dirigido por Jorge Sampaoli, pero enfrente se encontraba Wilker Faríñez uno de los destacados de la noche del Monumental donde en muchas ocasiones le ahogó el grito de gol a los hinchas de la celeste y blanca. Pero hay un dicho que dice nunca subestimes al rival: en la vereda de frente se encontraba un equipo sin chances alguna de entrar al próximo mundial siendo último en la tabla de posiciones y pensando en el futuro cercano.

Sin dudas, la albiceleste era candidato a quedarse con ese duelo clave pensando en Rusia 2018, pero no fue así luego de una gran primera etapa y un malo segundo tiempo, donde se lo vio a los muchachos de Sampaoli sin ideas para ir a quebrar la defensa de la vinotinto; fue un empate con sabor a nada y más siendo local en el Monumental ante su gente. La primera complicación fue la nueva lesión de Ángel Di María por tercera vez consecutiva las anteriores antes de la final del mundo del 2014 y en la final de la Copa América de Chile 2015, la gran pregunta sería, ¿siendo citado el hombre del PSG, luego del buen rendimiento de Acuña?; para Sampaoli, Di María es jugador clave en su esquema y no lo tocaría, pero puede aparecer como una opción potable un compañero suyo donde ya habló con el ex entrenador de Chile: se trata de Giovani Lo Celso u otro ex Rosario Central, hoy en Benfica: Franco Cervi.

El segundo baldazo de agua fría lo dio la visita luego de la conquista de Murillo ante una floja salida de Sergio Romero, posterior a eso una gran jugada individualidad de Marcos Acuña mandó el centro atrás para la aparición de Mauro Icardi pero Feltscher la mandó al fondo de su portería y la esperanza para el dueño de casa. Un tema preocupante es la definición de los delanteros, llamó la atención la no convocatoria a Gonzalo Higuaín para dejarle su lugar de una buena temporada a Mauro Icardi; pero el capitán del Inter no se lo encontró preciso en los partidos ante Uruguay y Venezuela respectivamente. 

Ante este último generó muchas ocasiones de gol frente al arco defendido por Fariñez, el arquero de 19 años le ganó muchos duelos al punta nacional. Luego tuvo acción Darío Benedetto de una aceptable labor en Boca Juniors, pero no pudo generar peligro para poder quedarse con el compromiso. 

En las presentes eliminatorias es preocupante el poco gol debido a que cuenta con 16 goles, en la misma cantidad de fechas jugadas y hoy por hoy Perú  la revelación con Ricardo Gareca lo supera con diez goles más a su favor. Otro dato curioso es la cantidad de técnico en ponerse el buzo de DT, comenzó Gerardo Martino, lo reemplazo Edgardo Bauza y fue despedido para el arribo de Jorge Sampaoli luego de dejar al Sevilla.

Una de las tareas en realizar el rosarino fue empezar con el recambio y buscar un once para la acompañía de Lionel Messi, pero en los últimos dos compromisos al mejor jugador del mundo se lo notó solo pese a la inclusión de  Éver Banega y Paulo Dybala. Pero el astro argentino se lo encontraba solo, sin socios para jugar o distribuir el balón.

Y fue un empate malo para Messi y compañía, cuando Roberto Tobar pitó el final del encuentro todos los sectores del Monumental silbaron a sus jugadores e hicieron sentir su descontento ante esta situación. En los dos partidos jugados sumó de a dos empate en ambos, ahora tiene que ir en búsqueda a todo o nada ante Perú con escenario a confirmar y un cierre complicado en Quito frente a Ecuador.

Así está horizonte oscuro, Argentina tiene que sacar la calculadora en las últimas dos fechas. Sí suma cuatro unidades en los dos cotejos se asegura el quinto puesto, si se queda con los seis puntos accederá directo; las chances hoy por hoy serían:  Si Argentina suma 4 puntos, pero en vez de ganar lo hace empatando con Perú, depende del resto. Ahí se pueden dar las tres posibilidades: clasificación, repechaje o eliminación,si la celeste y blanca suma 1,2 o 3 puntos se puede clasificar, aunque dependerá de otros resultados; si pierde los dos partidos estará afuera del mundial.

En octubre se definirá la suerte nacional en las nefasta eliminatoria, donde se lo encuentra quinto y depende de un hilo para clasificar a la próxima cita mundialista. Las últimas en donde se definió en las últimas jornadas fue en el 2010, victoria agónica ante Perú con gol de Martín Palermo y tres puntos heroicos en el clásico rioplatense frente a Uruguay con la única conquista de Mario Bolatti.

La gran pregunta es, ¿será mejor perderse el próximo mundial a disputarse en Rusia?, no tiene respuestas nadie se imagine no ver en acción a Messi en una cita mundialista o a la celeste y blanca afuera luego de ganar dos en el 1978 y 1986 respectivamente o esperar las gastadas por parte de Chile luego de quedarse con las dos Copa América en el 2015 y 2016 venciendo ambas ocasiones a la escuadra nacional o a Brasil ya se aseguró su pasaje para Rusia; hoy en día está todo en manos de la suerte y del ingenio de Messi para revertir la situación.