Primera oportunidad para el cambio

En el primer partido oficial para Jorge Sampaoli, el seleccionado buscará acercarse a la clasificación en un duelo que significa, dadas las circunstancias, más que el Clásico del Río de la Plata.

Primera oportunidad para el cambio
Según las declaraciones del director técnico, Lionel Messi es el único con un lugar asegurado | Foto: Twitter

Marzo ya quedó lejos. Lo que trascendió antes, durante y después del resultado adverso frente a Bolivia tuvo sus consecuencias. La sanción a Lionel Messi pocas horas antes del inicio en La Paz fue un suceso inesperado y culminante para que se esfumara cualquier posibilidad de mínimo éxito. El flojísimo rendimiento terminó de hundir los escasos pergaminos de Edgardo Bauza, despedido tiempo después de las elecciones que marcaron la continuidad de un modelo dirigencial establecido desde hace casi 40  años, sólo que esta vez con la cara de Claudio “Chiqui” Tapia.

Jorge Sampaoli se convirtió en el nuevo entrenador y el recambio llegaría casi al instante. Los partidos frente a Brasil y Singapur fueron evaluaciones tanto para debutantes como para referentes, que debían revalidar su puesto y su convocatoria. Luego de esa gira quedaron algunas conclusiones: una modificación táctica un tanto arriesgada pero que puede dar resultados si se aceita con el tiempo; la premisa del “todos presionan y colaboran”, vara determinante para el técnico, cuya primera víctima fue Gonzalo Higuaín, uno de los apuntados en el último tiempo.

En comparación con la última lista del “Patón”, las modificaciones son específicas: apostar a la juventud, en algunos casos, y aprovechar el buen momento, en otros, juegue en la liga que juegue. Gerónimo Rulli, Federico Bustos, Leandro Paredes, Emiliano Rigoni, Mauro Icardi, Darío Benedetto y Lautaro Acosta son las primeras pruebas de que el cambio llegó.

Esta incómoda doble fecha tendrá diferentes objetivos: salir del repechaje, acercarse a la clasificación y mejorar en el juego. Además, el hecho de jugar ante Uruguay, que apenas está un punto arriba de Argentina, genera más expectativa. Al considerar los últimos siete encuentro oficiales (Eliminatorias y Copa América), el “Clásico del Río de la Plata” ha brindado encuentros llenos de tensión, como en 2010 con el 1-0 a favor de la selección conducida en ese momento por Diego Maradona y el 5-4 por penales para los charrúas en los cuartos de final de la Copa América 2011; espectáculo, como el 3-0 de 2012 en Mendoza con el gol de Messi por debajo de la barrera; e inconformidad, vista en el último clásico que significó el debut mismo de Bauza.

Brasil es el único que pudo sacar los pasajes para el próximo año. Los demás conjuntos nacionales han experimentado vaivenes en la tabla de posiciones. El combinado nacional afrontará la recta final con su tercer director técnico, fruto del descontrol reinante en la administración del fútbol argentino. Alcanzar la meta antes del final de las Eliminatorias sería ideal para que Sampaoli trabaje con la tranquilidad que no tuvieron Gerardo Martino ni Edgardo Bauza. Si no se consigue, las agujas del reloj correrán más lento.