12 años de un debut rojo

El 17 de agosto de 2005, Lionel Messi debutó con la Selección mayor de Argentina. Hoy, una docena de años después, ya es leyenda del seleccionado albiceleste.

12 años de un debut rojo
47 segundos duró el debut de Messi, ante Hungría | Foto: Archivo

Allá por el año 2004, un tal Lionel Andrés Messi comenzaba a dar sus primeros pasos en la Primera División del FC Barcelona. Discípulo de Ronaldinho, apuntaba para ser uno de los mejores del mundo, y en su tierra natal, Argentina, no podían dejar que España, país que lo acogió desde pequeño, lo tentara con su Selección. 

Ante la posibilidad de que el pequeño crack vistiera la camiseta de la Rojala AFA se movió rápido y el 29/6/2004, Messi vistió la camiseta celeste y blanca por primera vez en un amistoso de juveniles ante Paraguay, marcando el séptimo de los ocho goles que convirtió la albiceleste.

 

Sin embargo, la Pulgacomo se lo conoció desde temprana época, debió esperar poco más de un año para llegar a la mayor. Su debut fue también en un amistoso, pero ante la Selección de Hungría. Pero, finalmente, uno de los momentos más felices de su carrera no sería completo... literalmente. 

Con, José Pekerman, quizás, el mejor formador de juveniles de la historia en el banco (bajo su dirección surgieron jugadores como Juan Román Riquelme, Javier Zanetti, Juan Pablo Sorín, Sergio Agüero, Maxi Rodríguez, Javier Mascherano y el propio Messi), el canterano del Barcelona ingresó a los 63 minutos en lugar de Lisandro López

Con toda la emoción y el éxtasis del momento, no pasó medio minuto para que Lio conectara con la pelota por primera vez, y última: cuando intentó avanzar, el defensor rival Vilmos Vanczak intentó tomarlo de la camiseta desde atrás, a lo que Messi respondió con un forcejeo de brazos, impactando levemente en el cuello del húngaro, que acusó un golpe en el rostro. Escandalosamente, el árbitro le mostró la amarilla al europeo y la roja al argentino, haciendo que, 47 segundos después de su presentación, debiera dejar la cancha. 

Argentina ganó 2-1 ese día, pero Messi se llevó un sabor amargo al ver un momento tan especial opacado, algo que ni sus 141 partidos, ni sus 74 goles, ni sus 47 asistencias con la Selección pudieron curar. Ese día, Argentina formó con Leonardo Franco; Lionel Scaloni, Roberto Ayala, Gabriel Heinze, Juan Pablo Sorin; Luis González (Pablo Zabaleta, 81'), Lucas Bernardi, Maximiliano Rodríguez; Andrés D'Alessandro (Mario Santana, 88'); Lisandro López (Lionel Messi, 63').