Se jugó y se sufrió, pero se ganó

River Plate comenzó la Superliga entre rumores de que podría ser el último partido de Lucas Alario. El Millonario venció a Temperley en el estadio Alfredo Beranger en un partido que, lejos de disfrutarlo, fue un sufrimiento debido a la entrega y la presión del equipo local.

Se jugó y se sufrió, pero se ganó
Ignacio Scocco convirtió su segundo gol en River Plate y le dio la victoria a River Plate. FOTO: Web.

Comenzó el camino en la Superliga para el equipo de Marcelo Gallardo con una difícil victoria ante Temperley como visitante. River Plate ganó sin jugar bien y siendo superado por su rival en varios tramos del encuentro. La victoria se consiguió, pero todavía hay muchas cosas para mejorar si quiere ser candidato.

Temperley salió decidido a ahogar a River Plate, a cortar circuitos de juego en ataque y a molestar en la salida. A pesar de que comúnmente esto es difícil de mantener, el Celeste pudo explayarlo durante los primeros 45 minutos. El primer tiempo no fue cómodo para el conjunto de Marcelo Gallardo, que no pudo mostrar juego combinado a pesar del control del balón. El local tuvo sus chances, pero no pudo vencer a un prolijo Germán Lux, la única barrera entre los celestes y el gol.

A pesar de esto, River pudo ponerse en ventaja gracias a la jerarquía individual. En tres pases de área a área, Ignacio Scocco recibió afuera del área y, luego de acomodarse, definió al palo más lejano del arquero dándole la ventaja al Millonario. A pesar de esto, el protagonista siguió siendo el local, que presionó, metió y apagó a River, que no la pasó bien, especialmente en su última línea, donde Jonatan Maidana y Javier Pinola fallaron constantemente cuando de salir de abajo se trató.

River salió enchufadísimo en el complemento y si no pudo aumentar la ventaja fue por las intervenciones de Josué Ayala, arquero de Temperley, que en los primeros minutos supo ahogar dos chances clarísimas ante Lucas Alario. El conjunto de Marcelo Gallardo mejoró notablemente con los cambios en el entretiempo, algo inédito en el DT. Ariel Rojas y Enzo Pérez ocuparon los lugares de Carlos Auzqui e Ignacio Fernández.

Hasta la mitad del complemento, el equipo visitante fue totalmente dominador del juego, pero Temperley demostró muchísima actitud para no bajar los brazos en ningún momento. El Celeste mejoró los últimos 15 minutos e intentó, sin éxito, lograr el empate de atropellada pero no pudo vencer a Poroto Lux.

River Plate comenzó con el pie derecho la Superliga y obtuvo los tres puntos en un partido difícil y de visitante, aunque no debe quedarse con eso y hay varios aspectos a mejorar en vista al futuro.