Pobre imagen

Newell's cayó ante Huracán por la mínima diferencia en la segunda fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. La Lepra generó poco y preocupa al pueblo leproso.

Pobre imagen
Leal debutó con la camiseta de Newell's. // Foto: Diario La Capital.
Huracán
1 0
Newell's
Huracán: Marcos Díaz; Cristian Chimino, Saúl Salcedo, Hugo Nervo, Lucas Villalba; Ignacio Pussetto (Nazareno Solís, min. 73), Mauro Bogado (Patricio Bogado, min. 30), Adrián Calello, Alejandro Romero Gamarra (Nicolás Silva, min. 86); Fernando Coniglio, Ramón Ábila. DT: Gustavo Alfaro.
Newell's: Luciano Pocrnjic; José San Román, Bruno Bianchi, Nehuén Paz, Milton Valenzuela; Nery Leyes, Jalil Elías (Braian Rivero, min. 78), Joaquín Torres, Brian Sarmiento (Daniel Opazo, min. 48), Héctor Fertoli (Mauricio Tévez, min. 69); Luis Leal. DT: Juan Manuel Llop
MARCADOR: 1-0, min. 45, Ignacio Pussetto.
ÁRBITRO: Mauro Vigliano (ARG). Amonestados: Cristian Chimino (min. 3); Nehuén Paz (min. 41), Bruno Bianchi (min. 43), Mauricio Tévez (min. 81).

Otro lunes de fútbol para Newell's. En esta ocasión fue en el marco de la segunda fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. La Lepra visitó el estadio Tomás Adolfo Ducó para enfrentar a Huracán. El elenco de Juan Manuel Llop cayó por la mínima diferencia con tanto de Ignacio Pussetto.

El partido se vio condicionado desde el minuto cero, ya que el campo de juego no estaba en optimas condiciones. La serie de recitales de La Renga hicieron que el césped del Tomás Adolfo Ducó sea lo más similar a un potrero.

El desarrollo de juego no tuvo un alevoso protagonista, ambos dividieron el balón, pese a que Huracán fue creciendo más con el correr de los minutos. Tal así, que llegó la apertura del marcador a favor del Globo, mediante la cabeza de uno de los más flojos en la primera etapa: Ignacio Pussetto.

En el segundo acto, la desventaja fue clave, ya que Huracán jugó con la poca reacción de Newell's. Sobre el final, la Lepra fue con mucho orgullo pero le faltó alguien que acompañe a la creatividad de Joaquín Torres. El único que estuvo cerca de eso fue Brian Sarmiento, que salió lesionado y le cedió su lugar a un displicente Daniel Opazo.

Finalmente, el elenco de Juan Manuel Llop se fue con las manos vacías y dejando una pobre imagen. Tendrá mucho que trabajar el Chocho, ya que el hecho de haber perdido lo obliga a ganarle a Olimpo el próximo sábado para empezar a marcar una buena regularidad en el campeonato.