Temperley le ganó a un deslucido Independiente Rivadavia

Temperley fue mucho más que la lepra y se quedó con la victoria de local. El gol llegó de la mano del mendocino Fernando Brandan, quien aprovecho una desatención del fondo mendocino

Temperley le ganó a un deslucido Independiente Rivadavia
Caballero (de blanco) aguanta la marca del delantero de Temperley                                                                 Foto: Telam
TERMPERLEY
1 0
INDEPENDIENTE RIVADAVIA
TERMPERLEY: Crivelli; Roselli, Aguirre, Bojanich, Romero; Sambueza, Oroná, Arregui (Salinas, min 82), Brandán (Enzo Ruiz, min 82); Dinneno (Luis López, min 78), Di Lorenzo.
INDEPENDIENTE RIVADAVIA: Ayala; García, Aguero, Caballero, Aguirre (Gonzalez Vega, min 78); Modón ( L. Velazquez, min 59), Rearte, Guerra, Tonetto (Cardozo, min 80); Pérez; C. Velazquez.
MARCADOR: 1-0, Brandán (T) 72'

Por el marco de la novena fecha del Torneo Nacional B se enfrentaban Temperley e Independiente Rivadavia de Mendoza, un partido con equipos que aspiran a conseguir uno de los cinco ascensos que se otorgan en la zona B de este torneo.

El partido comenzó con el conjunto mendocino buscando y teniendo su primer chance de gol antes del minuto del partido. Con el pasar de los minutos el local se acomodó en campo rival y tuvo las mejores ocaciones. De la mano de la figura de la cancha, Fernando Brandán, se convirtió en figura el arquero "leproso" Josué Ayala. Asi se fue el primer tiempo del encuentro con el "gasolero" buscando por todos los medios arrinconando contra su arco a Independiente.

El segundo tiempo no tuvo muchos cambios respecto de la primer etapa, los mendocinos a los dos minutos tuvieron una chance de gol con un cabezazo de C. Velazquez, de ahí en más todo fue del local. Dinneno, Brandán y Sambueza seguían convirtiendo en figura al guardametas mendocino. Hasta que a los 26 minutos un tiro libre ejecutado por Sambueza cae al corazón del área, una desatención entre el defensor Caballero y Ayala derivó en que la pelota le quede a Fernando Brandán en el borde del área chica, el mendocino -ex jugador de Racing- no tuvo más que empujarla y salir a festejar el único tanto del partido.

A los 30 la "lepra" fue en busca del empate, con un tiro libre jugado rápido de Pérez a Tonetto, quien remató desviado. Los minutos pasaban y el partido se iba, Independiente sin mucas ideas, a base de pelotazos lo buscó, Temperley se metió atras y busco sentenciarlo de contra, nada de esto ocurrió y el árbitro Guaymas pitó el final. Temperley llegó a los 17 puntos, se afianza en el segundo puesto de la zona, ahora le toca fecha libre, mientras tanto que Independiente dejó una pálida imágen, que buscará revetir de local frente a Huracán. Sigue en puestos de ascensos, pero ahora depende de otros resultados.