Siempre Wanchope

Con gol de Ramón Ábila, Huracán le ganó 1 a 0 a Colón de Santa Fe por los 16avos de final de la Copa Argentina.

Siempre Wanchope
Wanchope lleva dos goles desde su regreso./Foto: Vermouth Deportivo.
Huracán
1 0
Colón
Huracán: Díaz; Chimino, Salcedo, Nervo, Villalba; Bogado, Calello, Pussetto, Romero Gamarra; Coniglio, Ábila.
Colón: Marinelli; Ceballos, Conti, Ortíz, Rodríguez; Guanca, Fritzler, Ledesma, Estigarribia; Leguizamón, Sandoval.

Huracán venció 1 a 0 a Colón de Santa Fe con gol de Ramón Ábila por los 16avos de final de la Copa Argentina. En la próxima instancia enfrentará al ganador entre Vélez y Aldosivi.

El partido en general fue muy parejo, no tuvo un dueño absoluto; cada equipo tuvo su momento en el desarrollo del encuentro.

El Sabalero comenzó un poco mejor, manejó la pelota con más precisión y la hizo fluir con mayor naturalidad. Pero le costó ingresar al área defendida por Marcos Díaz ya que, en los últimos metros de la cancha, la defensa de Huracán estaba bien parada.

Al Globo se lo pudo observar con otra postura con respecto al partido del fin de semana pasado ante Independiente, pero aun así tuvo imprecisiones y le costó salir jugando con claridad. Entonces, los dirigidos por Gustavo Alfaro apostaron a la contra y al pelotazo para alguno de los dos delanteros.

A base de empuje, Huracán se adelantó en el campo y generó algunas situaciones que no llegaron a preocupar del todo a Gonzalo Marinelli. La primera ocasión llegó a los 14 minutos con un centro de Cristian Chimino que atravesó toda el área. Ni Fernando Coniglio ni Ábila pudieron empujarla.

A los 17 respondió Colón. Pablo Ledesma recibió con mucha libertad dentro del área y no pudo definir bien ya que tenía encima la marca de Martín Nervo.

A Huracán le costó generar juego y que la pelota le llegue a los dos delanteros, pero aun así fue un poco más punzante que su rival. Las pocas ocasiones fueron producto de remates de media distancia.

El segundo tiempo siguió como terminó la primera parte: con el Globo jugando un poco mejor que su rival. En el complemento, el conjunto de Parque Patricios tuvo más control del balón, pero siguió buscando a Coniglio y Ábila mediante pelotazos.

A los 5 minutos, tras un córner que iba cerrado, Tomás Sandoval casi mete la pelota en su propio arco, pero Marinelli evitó que ingresara y la mandó nuevamente al tiro de esquina.

Cuando se jugaban ocho minutos, desde la tribuna de Huracán empezaron a hacer señas y gritarle al árbitro Andrés Merlos para que frenara el partido porque un simpatizante estaba descompuesto. El cuerpo médico del Globo fue urgentemente a atenderlo. El encuentro estuvo demorado durante cuatro minutos.

El juego cayó en una meseta y no pasaba nada. Ninguno de los dos llegaba a los arcos y generaba peligro. Hasta que a los 29, Ignacio Pussetto ingresó en el área, Richard Ortíz tocó la pelota con la mano y Merlos cobró penal. Wanchope Ábila se encargó de cambiarlo por gol y así romper la paridad en el marcador.

La última fue para Colón. Tras un remate de Cristian Guanca y buena respuesta de Díaz, la pelota le quedó a Diego Vera que definió mal y se perdió el empate. 

Al equipo se lo vio mejor en el aspecto defensivo, pero todavía debe trabajar la zona de la mitad de la cancha. Hay un déficit en el doble cinco y falta una conexión entre los mediocampistas y los delanteros.